9 Señales que confirman que eres una persona amante de los gatos

Como sabemos, hay gente de perros y gente de gatos. Así es el mundo. Si todavía tienes dudas sobre la categoría en la que estás, aquí tienes 10 señales que no están equivocadas.

1. Te fijas en todos los gatos que pasan

Cuando te encuentras con un gato de camino al trabajo o de vacaciones, te sientes obligado a compartir tu felicidad con tu compañero de viaje: «¡Oh mira, un gato!». Como si acabaras de ver un raro animal exótico. Su compañero le mira entonces con una mirada de disgusto, pensando que no hay nada más banal que ver un gato en la calle y que es absolutamente inútil que usted se lo señale. Olvídalo, no puede entenderlo.

2. Hablas con los gatos

Ya sea con sus propios o con sus amigos, le gusta entablar conversación con los felinos. Y por una buena razón, no pierden la oportunidad de responderle, ya sea con maullidos o parpadeos. Todos piensan que estás loco, pero no te importa, sabes que te entienden y tú los entiendes a ellos. Pero silencio, es un secreto…

3. Nunca molestas a un gato

Prefiero morir que hacer que un gato que se durmió en tu regazo se vaya. No sólo no se mueve ni una pulgada para no despertarlo, sino que es capaz de permanecer en esta posición durante horas, incluso si el horno se está calentando, si tiene una necesidad urgente, si suena el teléfono o si tiene una cita con el peluquero. No, no eres raro, sólo eres apasionado.

4. Respondes al más mínimo deseo del gato.

¿Tu gato tiene hambre? Usted se apresura a su comida y se la trae (obviamente) porque prefiere comer en la sala de estar en vez de en la cocina. ¿Tiene ganas de salir? Corres a abrirle la puerta. ¿Quiere jugar? Deje toda actividad y asuma el papel de presa viviente. En tu casa, el gato es el rey, y él lo sabe.

5. Le cuentas a tus amigos las hazañas de tu gato

¿Su gato jugó por primera vez con el juguete de plumas que le compró cuando pensó que lo odiaba y que nunca lo tocaría? Eso es todo lo que se necesita para que le digas a todos tus colegas de la oficina a la mañana siguiente: «Oye, no sabes la noticia, Minette jugó con el juguete de plumas que le compré, ¡ya sabes el rosa del que te hablé! ¡Todavía no puedo creerlo! Es increíble, ¿no? ¿No es así?» No te preocupes, si no recibes una respuesta, tus amigos no te escucharán más.

This is my first Instagram post! Enjoy!

6. Compartes todo con tu gato

Tú y tu gato, es un romance de fusión. Te debes a ti mismo compartir todo: la cama, el sofá, la cena, las redes sociales, los pelos de la boca… Y cuando dicen que lo compartes todo, también significa que no tienes privacidad. Tu gato te sigue a todas partes: al baño, a la cocina, al dormitorio… Y eso está bien.

7. No puedes evitar acariciar a cada gato que ves.

Es una verdadera manía. Tan pronto como veas un gato, tu primer instinto es acercarte a él y acariciarlo, o incluso abrazarlo. Incluso si el gato acaba de tener un buen baño de barro. ¿La razón? Estás completamente enganchado. Incluso es para preguntarse si no te han hechizado…

#adoption #adoptdontshop #adoptdontshop?? #goakittens #catloversgoa #catsofgoa #petadoptiongoa #kittensforadoptiongoa #catsforadoptiongoa #kittensforadoption #petsofgoa #goapets #animalloversgoa #petsforadoption #kittenlovers #goacats #goa #siolim #mapusa #porvorim #donapaula #taligao #caranzalem #margao #ponda #sanquelim #anjuna #colva

8. Tu portátil está lleno de fotos y vídeos de gatos.

Si tienes un gato, tu teléfono probablemente esté lleno de fotos y vídeos de tu gato comiendo, durmiendo, caminando, observándote… Y encuentras estas imágenes tan fascinantes que no puedes evitar mostrarlas a todo el mundo, todo el tiempo. Su gato puede incluso estar en su foto de perfil. Pero no, no es una obsesión…

9. No puedes dormirte sin el sonido de un ronroneo.

Es un hecho, el sueño llega mucho más rápido cuando tienes un gato en tu cama a la hora de dormir. Y eso es comprensible, porque es un hecho comprobado que el ronroneo de los gatos tiene un poder calmante en nuestro cuerpo y mente.

Señales de que eres un amante de los gatos

Si eres una persona que ama a los gatos, seguramente te identificarás con algunas señales que demuestran tu pasión por estos adorables felinos. Aquí te presentamos algunas de ellas:

1. Siempre tienes pelo de gato en tu ropa

Una señal clara de que eres un amante de los gatos es que siempre llevas pelo de gato en tu ropa, sin importar cuánto te esfuerces por quitarlo. Puede resultar un poco incómodo, pero es un recordatorio constante de tu amor por estos animales.

2. No puedes resistir acariciar a cualquier gato que te encuentres

Si eres de esas personas que no pueden evitar acariciar a cualquier gato que se cruce en su camino, definitivamente eres un amante de los gatos. No importa si el gato es tímido o arisco, siempre encontrarás la manera de ganarte su confianza.

3. Tienes una colección de juguetes y accesorios para gatos

Si tu casa está llena de juguetes, rascadores, camas y otros accesorios para gatos, es evidente que eres un amante de estos animales. Te encanta consentir a tus gatos y asegurarte de que tengan todo lo necesario para su diversión y comodidad.

4. Sigues cuentas de gatos en las redes sociales

Si tu feed de redes sociales está lleno de fotos y videos de gatos, es porque eres un amante de estos animales. Sigues cuentas de gatos en Instagram, Facebook y Twitter, y disfrutas de cada publicación que aparece en tu timeline.

4.1. Las redes sociales y su influencia en la popularidad de los gatos

Las redes sociales han jugado un papel fundamental en la popularidad de los gatos. Gracias a plataformas como Instagram, los gatos se han convertido en verdaderas estrellas de internet, acumulando millones de seguidores y generando contenido viral.

En la actualidad, existen incluso festivales y premios dedicados exclusivamente a los gatos que han alcanzado la fama en las redes sociales. Esta tendencia ha permitido que los amantes de los gatos se conecten y compartan su pasión por estos animales.

En conclusión, las redes sociales han contribuido en gran medida a la popularidad de los gatos y han creado una comunidad global de amantes de estos animales.

5. Te encanta hablar de gatos con otras personas

Si eres de esas personas que no puede evitar hablar de gatos en cualquier conversación, definitivamente eres un amante de estos animales. Te emociona compartir historias y anécdotas sobre tus gatos, y disfrutas escuchar las experiencias de otros amantes de los gatos.

6. Has adoptado o rescatado gatos

Si has adoptado o rescatado gatos en algún momento de tu vida, eres sin duda un amante de estos animales. Sabes lo gratificante que es darles un hogar y una segunda oportunidad, y te preocupas por su bienestar y felicidad.

7. Te relajas al escuchar ronroneos de gatos

Si el sonido del ronroneo de un gato te produce una sensación de paz y relajación, es porque eres un amante de los gatos. El ronroneo de un gato es considerado terapéutico y puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

8. Conoces el lenguaje corporal de los gatos

Si eres capaz de identificar el lenguaje corporal de los gatos y entender lo que están tratando de comunicar, eres definitivamente un amante de estos animales. Sabes interpretar sus movimientos de cola, posturas y expresiones faciales, lo cual te permite establecer una conexión más profunda con ellos.

9. No puedes resistir ver videos de gatos en internet

Si pasas horas viendo videos de gatos en internet y no puedes resistir la tentación de hacer clic en cada video que encuentras, eres un amante de los gatos. Disfrutas de la diversión y ternura que estos videos transmiten, y te alegran el día.

En resumen, si te identificas con estas señales, no hay duda de que eres una persona amante de los gatos. Tu amor por estos animales es evidente en tu forma de actuar, hablar y cuidar de ellos. ¡Sigue disfrutando de tu pasión por los gatos y compartiéndola con el mundo!

Deja un comentario